Skip navigation


Lo que observan en la fotografía es un manipulador robótico (también conocido a  nivel técnico como ‘efector’) bajo el nombre de Robotic Mitt. Es un esfuerzo en conjunto logrado por(¡adivinen!) el DARPA, la universidad de Chicago, la Universidad Cornell y la compañía iRobot, en la busqueda por el manipulador perfecto, sorprendentemente parece que están muy cerca de conseguirlo, pero eso no es todo. Y es que, ¿Quién hubiera imaginado que uno de los últimos desarrollos en manipulación robótica consistieran en una bola de plástico rellena de café?

 

El efector de Shadow Robotics; uno de los manipuladores mas versátiles hoy en día. Pero sumamente costoso.

 

La búsqueda por el manipulador perfecto se remonta a casi 100 años, si bien la robótica parece algo nuevo, la verdad es que el estudio y desarrollo de miembros artificiales tiene muchos años de desarrollo. Diversos métodos entre los que se destacan inteligentes e intrincados diseños mecánicos y recientemente la inclusión de componentes electrónicos han llevado a muchos desarrolladores a tratar de emular millones de años de evolución. Hasta ahora los resultados obtenidos suelen ser muy complicados y altamente costosos, tal pareciera que estamos lejos del mundo los implantes ciberneticos.

Y es que, la mano humana, es compleja. Su diseño es muy versátil y es gracias a ella que nuestra raza desarrolló todo una gama de herramientas que nos permitieron llegar al estado tecnológico actual. La búsqueda de un diseño que pueda replicar a la mano humana y lograr cada uno de sus intrincados tipos de agarre es un problema que podríamos decir, no ha tenido una solución. Existen diferentes tipos de ‘efectores’ para diferentes aplicaciones, es como, compara una mano para agarrar vasos y luego comprar otra para girar la perilla de la puerta.

Este desarrollo de parte del DARPA, las universidades de Cornell y Chigago junto con la líder en el campo iRobot, lograron una solución que rompe con los esquemas tradicionales basado en ‘copiar’ la biología humana, por un enfoqué más ‘lógico’. Shigeo Hirose en 1978 propuso la Soft Gripper, una especie de mano que se adaptaba a la forma del objeto para lograr un mejor agarre. En este caso la Robotic Mitt, se basa en este concepto utilizando una especie de globo elaborado de un material moldeable y relleno de café en polvo. El manipulador se adapta a la forma de objeto evitando un deslizamiento, y el diseño resulta bastante versatil como verán en el video más adelante donde se observa como no tiene problemas en tomar un pequeño LED o incluso un vaso y vertir agua.

Cuando el manipulador se posa sobre un objeto, inmediatamente se adapta a la forma, acto seguido es succionado todo el aire del globo para “solidificar” las partículas, logrando un agarre perfecto.

Esto no quiere decir que en el mañana cuando compres un robot domestico, tendrá manos de pelota y tendrás que rellenarlas de café, pero si es un desarrollo que seguramente será tomado en cuenta para manipuladores industriales donde se requiera versatilidad y delicadeza. Posiblemente influya en el diseño a futuro de efectores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: